Google utiliza sus cookies en este sitio web, para mejorar su experiencia de usuario y mostrarle la información y publicidad
adaptada a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, Google entenderá que acepta su uso. Más información .
Usuarios en línea: .
Artículos: .
Comentarios: .
  • Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Quien sabe no necesita copiar ni imitar.


  • 16 diciembre 2011

    Las futuras reformas perjudicarán a las PYMES igual que a los trabajadores y beneficiarán a las grandes empresas.


    Según datos oficiales del Ministerio de Trabajo, las subidas salarial media en los convenios firmados en noviembre 2011 ha sido del 1,6%. Sin embargo la tasa anual de subida del IPC es del 2,9%. Por tanto esta "subida" es en realidad una bajada de salarios del 1,3%. Hasta aquí "bien" según algunos. Pero vamos a poner el mismo dato de otra forma para que más de uno se entere de una vez de lo que está pasando en realidad: los clientes de las empresas están perdiendo poder adquisitivo. ¿A que así ya no suena tan bien? Antes esto se solucionaba cuando los clientes tiraban de tarjeta de crédito o incluso de crédito directo. Pero hace tiempo que ya no. Lo que no tengan no lo gastan porque ya no les dejan.

    Por supuesto, todas las reformas laborales que se están aprobando y que se van a aprobar tienen un único objetivo fundamental: que el trabajador cobre menos. Sea porque le van a bajar el sueldo, porque le van a pagar menos despido o porque va a tener más difícil cobrar el paro. Todos los nombres eufemísticos que se le están dando importan tres pares de c... Que si aumento de la flexibilidad, que si miniempleos, que si las prácticas laborales, que si las nuevas agencias de empleo, que si vincular los salarios a la productividad, que si reducir el nº de contratos... Menos chorradas. Todo eso conduce a lo mismo: menos salario de una forma o de otra. No como perjuicio colateral inevitable sino obviamente con toda la intención, como objetivo final único y prioritario; pero haciéndolo de forma que el ejército de padefos babeantes ni si entere.

    Pero de lo que no se enteran los empresarios de PYMES es que estas bajadas de salarios sólo beneficiarán a las grandes empresas porque ellas pueden bajar sus precios o subirlos menos manteniendo sus márgenes apretando más a sus proveedores, pero las PYMES no pueden hacerlo. Por no hablar de que la forma habitual de responder del trabajador hispánico cuando le joden no es salir a la calle a tocar el pito con una pegatina roja sino la huelga a la española con lo que la bola de nieve seguirá creciendo.

    Si los trabajadores vuelven a vivir como los de los años 40 o 50, los empresarios de PYMES también volverán a vivir como vivían los empresarios de PYMES de los 40 o 50, es decir peor que ahora. Pero los grandes empresarios no. Póngase la década que se prefiera en la frase anterior y seguirá siendo igual de cierta. Es decir, que al empresario de PYME le irá igual de mal o de bien que les vaya a los trabajadores, pero al gran empresario le irá bien de cualquier forma con las reformas que se han estado aplicando y las que se van a aplicar. Un ejemplo claro de las mismas es la liberación total de horarios comerciales que sin ningún tipo de duda se va a aplicar en toda España. Resultado: el domingo todos al centro comercial y las tiendas del centro urbano vacías. El hyper tendrá mayor cuota de mercado lo que le permitirá mantener buenos precios con lo que no le afectará la bajada del poder adquisitivo de sus clientes.

    Que no se olvide añadirle al potaje las grandes bajadas de salarios que ha habido a los empleados públicos y las que les quedan, con lo que montones de clientes más ven aún más reducido su poder adquisitivo. Al potaje le pueden echar también un buen puñado de precariedad añadida por las nuevas reformas, que hará que los clientes ni siquiera gasten lo poco que les sobre, por si acaso. Incluso, por qué no, que le echen también siete u ocho kilos de desjudicialización, que es una especia que mola mucho porque sirve para que el empleado que no traga ni siquiera puede demandar judicialmente. Tras unas semanitas de cocción, que ya se han iniciado, podrán servir el potaje que engordará a las grandes empresas pero matará de hambre a la mayoría de las PYMES. Veamos un ejemplo:

    • Supongamos que antes de la crisis la "tarta" a repartirse entre todas las empresas grandes y pequeñas pesaba 100kg. Supongamos también que las grandes empresas se comían el 30% de la tarta y las PYMES el 70%; es decir 30kg y 70kg respectivamente.

    • La crisis significa fundamentalmente que la tarta ahora crece menos o incluso es más pequeña. Supongamos que la tarta hubiera bajado un 10%, que ya es suponer, con lo que ahora pesaría 90kg.

    • Gracias a las reformas las grandes empresas incrementarán su cuota de mercado y ahora se comerán, por poner un ejemplo, un 40% de la tarta y las PYMES un 60%; es decir 36kg y 54kg respectivamente. O sea, las grandes empresas 6kg más que antes y las PYMES 16kg menos.

    Por supuesto los datos son totalmente inventados. Sólo pretenden que todos los empresarios de PYMES comprendan que es perfectamente posible que las empresas grandes ganen más y las PYMES menos habiendo un menor crecimiento económico e incluso habiendo recesión. Ahora que piensen si acaso no se están equivocando cuando creen que ellos juegan en el mismo equipo que las grandes empresas y que en el otro equipo juegan los trabajadores.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Quien sabe no necesita copiar ni imitar.

    11 comentarios :

    Gemma dijo...

    Muy bien explicado!!!! Se puede hablar más alto, pero no más claro.



    el podcastero enmascarado dijo...

    Incluso las grandes empresas juegan en la misma liga que sus trabajadores.



    Laboro dijo...

    Podcastero, probablemente a largo plazo tengas toda la razón del mundo. La pregunta es ¿las empresas pueden salir de la crisis sin que salgan también sus trabajadores? La respuesta obvia es que no, pero en la CEOE no se han enterado.



    Jantuzo dijo...

    Todos viajamos en el mismo barco, ya sea en primera clase, en clase turista o como polizones. Si el barco se hunde, nos ahogamos todos.



    Sergi dijo...

    Yo creo que las PYMES están en una posición aún peor que los trabajadores. Un obrero puede hacer las maletas y emigrar, y si un día mejora la economía, puede pedir trabajo a una de las grandes empresas que hayan sobrevivido. El trabajador, de alguna manera, superará el bache, pero la pequeña empresa se quedará por el camino.

    En mi sector, que es el del transporte, esta selección natural va a resultar una bendición.



    La Voz dijo...

    Más razón que un santo, el problema es que nadie quiere admitirlo o no quiere verlo. Si los pequeños empresarios no ganan como antes, a subir precios, cuando nadie quedará ya para pagarlos. Están condenados al paro tanto como nosotros y sólo se darán cuenta cuando se pongan a la cola.

    El más espabilado se dedicará al sector del lujo, donde los grandes empresarios gastan todo lo que les(nos) han quitado.

    Aun así, no faltará el "camarada" que se dejará dar por donde haga falta porque "es lo que necesita el país".



    Sh'Arcashmo dijo...

    las pymes se quedan con 54kg (que no 64kg) :)

    Era imposible que las grandes se comieran sólo los 6kg que dejan de comer las pymes, alguien tiene que dejar de comer también los 10kg menos que pesa la tarta :D



    Laboro dijo...

    Es lo que tiene hacer la cuenats de cabeza. Gracias, corregido.



    Lacaracola dijo...

    Hola, trabajo en una ONG y estamos iniciando las negociaciones de un nuevo Convenio Colectivo. Me gustaría, si puede ser, que publicaseis algún artículo sobre el Convenio del Tercer Sector o cualquier cosa que pueda ser interesante al respecto. He oído bastante sobre la tendencia de asociar las subidas salariales a la productividad, algo que, en el caso de las ONGs, no es aplicable, ¿se está planteando alguna alternativa para este tipo de instituciones? Gracias



    Laboro dijo...

    Hace un tiempo se firmó un convenio de ONG pero hubo quien tuvo mucho interés en cargárselo y lo consiguió. Urdangarines hay muchos y los seguirá habiendo. A buen entendedor...



    Tessi dijo...

    la última frase, la mejor. Ahí le has "dao"! Pobres ilusos... de verdad se piensan que el gobierno se va a preocupar por ellos?.... psss



    Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.

    Escribir un comentario a este artículo (se instalarán cookies ). NO SE CONTESTARÁN las consultas sobre casos particulares que se hagan en los comentarios, según las normas aconsejables sobre comentarios. Las consultas sobre casos particulares se hacen mediante el formulario de consulta y no son gratuitas.